Aviso:

Estamos realizando tareas de mantenimiento en nuestro servidor. Puede experimentar problemas de acceso temporal durante este tiempo.

La Consejería Breve Puede Ayudar a las Personas con Afecciones Musculares y Articulares a Permanecer Empleadas

Un estudio financiado por el Instituto Nacional De Investigación sobre la Discapacidad, Vida Independiente, y Rehabilitación (NIDILRR, por sus siglas en inglés).

Las afecciones musculares y articulares  como artritis, lupus, o fibromialgia pueden resultar en dolor duradero y discapacidad debido a afecciones. De acuerdo con estudios recientes, las personas con estas condiciones pueden tener dificultades para mantener el empleo si sus síntomas dificultan el ir y venir del trabajo o realizar actividades relacionadas con el trabajo, tales como caminar, pararse, o agacharse. También pueden encontrar barreras físicas o políticas, como puertas pesadas o políticas inflexibles de tiempo libre. Las investigaciones anteriores han encontrado que hasta un tercio de las personas con artritis informan tener limitaciones en el trabajo, y casi la mitad de las personas con artritis y condiciones articulares relacionadas están desempleadas dentro de los 10 años de ser diagnosticadas. Sin embargo, con adaptaciones y apoyos, las personas con condiciones musculares y articulares pueden seguir siendo trabajadores productivos. En un reciente estudio financiado por NIDILRR, los investigadores probaron un breve programa de consejería para personas con afecciones musculares y articulares que desean permanecer empleadas. Los investigadores querían averiguar si el programa de consejería daba lugar a una menor pérdida de empleo o días de trabajo perdidos durante un período de dos años, en comparación con simplemente dar a las personas recursos de empleo por escrito.

Los investigadores del Centro de Investigación de Rehabilitación y Capacitación para Mejorar la Actividad y Participación de Personas con Artritis (en inglés) matricularon a 287 personas con afecciones musculares y articulares en un estudio. Los participantes tenían entre 21 y 65 años de edad, trabajaban al menos 15 horas por semana, y les preocupaba mantenerse empleados a medida que progresaban sus condiciones. Los participantes fueron asignados aleatoriamente a uno de dos grupos: un grupo experimental, que recibieron consejería breve junto con recursos escritos, y un grupo de comparación que recibió solo los recursos escritos.

Cada participante en el grupo experimental tuvo una reunión en persona de 1.5 horas con un terapeuta ocupacional o físico. Durante la reunión, cada participante completó un cuestionario para identificar los desafíos relacionados con el trabajo que ellos experimentaron en relación con su salud. Luego, cada participante trabajó con un terapeuta para identificar soluciones y desarrollar un plan de acción para abordar estos desafíos. Los participantes recibieron paquetes de recursos que contenían información sobre leyes de empleo y derechos civiles, como la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, adaptaciones laborales, organizaciones nacionales y locales relacionadas con la salud, recursos de vida independiente, y agencias de servicios de rehabilitación vocacional y de empleo. Después de cada reunión en persona, cada participante recibió dos llamadas telefónicas de seguimiento con el terapeuta. La primera llamada fue tres semanas después de la reunión y la segunda llamada fue tres meses después de la reunión.

Los participantes en el grupo de comparación completaron cuestionarios y recibieron los paquetes de recursos, pero no se reunieron ni recibieron ninguna llamada de los terapeutas.

Dos años después de completar el estudio, se preguntó a los participantes en ambos grupos sobre su historial de trabajo y si todavía estaban o no empleados al menos a tiempo parcial. También se les preguntó a los participantes que todavía estaban empleados cuántos días de trabajo habían perdido en los últimos 3 meses debido a su salud.

Los investigadores encontraron que 2 años después del inicio del estudio, los participantes en el grupo experimental experimentaron menos desempleo y perdieron menos días laborales que aquellos en el grupo de comparación. Sólo 8% de los participantes en el grupo experimental habían quedado desempleados, mientras que 18% de los participantes en el grupo de comparación habían quedado desempleados. Para aquellos que todavía estaban empleados, los participantes en el grupo experimental solo habían perdido un promedio de 1.4 días laborales en los últimos 3 meses, mientras que los participantes en el grupo de comparación habían perdido un promedio de 3.6 días laborales, en el mismo período de tiempo.

Los autores notaron que una breve consejería puede ayudar a las personas con afecciones musculares y articulares a desarrollar soluciones para los desafíos en el lugar de trabajo relacionados con la salud para que puedan seguir empleadas y posiblemente reducir los días laborales perdidos. En este estudio, la consejería fue efectuada por los terapeutas ocupacionales y físicos en lugar de por consejeros con conocimientos especializados del empleo. Los trabajadores con afecciones musculares y articulares pueden tener más acceso fácil a los terapeutas ocupacionales y físicos que consejeros de empleo, y estos terapeutas pueden ayudar a los clientes a encontrar formas de mantenerse empleados y ser productivos en el trabajo. La investigación futura puede ser útil para refinar y estandarizar los programas de retención de trabajo para las personas con afecciones musculares y articulares.

Para Obtener Más Información

El RRTC sobre Mejorando Actividades y Participación de Personas con Artritis ofrece una serie de recursos para las personas con artritis y otras afecciones musculares y articulares crónicas para ayudarlas a mantenerse activas y en el trabajo (en inglés), incluyendo hojas informativas, paquetes de información, y webinars y grabaciones de podcast con expertos en el empleo y la artritis.

La Encuesta de la Experiencia Laboral – Afecciones Reumáticas (en inglés) utilizada en este estudio está disponible para los terapeutas y consejeros vocacionales que trabajan con personas con estas condiciones. La Guía de Administración y el Manual de Soluciones están disponibles a pedido.

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio

Keysor, J. J. et al (2018) La eficacia de un programa de prevención de incapacidad laboral para personas con afecciones reumáticas y musculo-esqueléticas: Un ensayo aleatorizado controlado con un solo brazo ciego y paralelo (en inglés). Atención e Investigación de Artritis, 70(7), 1022-1029. Este artículo está disponible en la Colección de NARIC bajo el Número de Acceso J79337 y sólo está disponible en inglés.

Español
Date published: 
2018-12-12