Aviso:

Estamos realizando tareas de mantenimiento en nuestro servidor. Puede experimentar problemas de acceso temporal durante este tiempo.

La Lesión Cerebral Traumática Puede Tener un Impacto Duradero para los Niños Pequeños, Pero No Está Claro Si Reciben los Servicios de Rehabilitación y Educación que Pueden Necesitar

Un estudio financiado por el Instituto Nacional De Investigación sobre la Discapacidad, Vida Independiente, y Rehabilitación (NIDILRR, por sus siglas en inglés).

Una lesión cerebral traumática (LCT) es un daño cerebral que resulta de una fuerza externa, como una caída o un accidente automovilístico. La LCT puede clasificarse como leve, moderada, o grave según cuánto tiempo la persona pierda el conocimiento. Algunas personas con LCT leve, a veces llamada una conmoción cerebral, pueden experimentar una lesión lo suficientemente grave como para aparecer en pruebas de imágenes como la resonancia magnética (RM). Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los niños de 5 años de edad o más jóvenes tienen la mayor cantidad de visitas al departamento de emergencias por LCR y la mayoría son dados de alta al hogar en el momento de la lesión. Para los niños pequeños, incluso con una LCT leve puede tener efectos duraderos en el aprendizaje y el comportamiento que pueden persistir en los años de la escuela primaria y más allá. La investigación ha mostrado que la rehabilitación y apoyos educativos pueden ayudar a estos niños a realizar una transición exitosa a la escuela. Sin embargo, muchos niños pequeños pueden no recibir rehabilitación o apoyos educativos después de una LCT, especialmente si no están hospitalizados en el momento de la lesión. En un reciente estudio financiado por NIDILRR, los investigadores preguntaron a los padres de los niños pequeños con LCT sobre su historia de servicio entre la lesión y su primera visita. Los investigadores querían saber cuántos de los niños recibieron la rehabilitación o servicios preescolares relacionados con su LCT. También querían saber si los niños con lesiones más severas o estadías hospitalarias más largas tenían más probabilidades de recibir servicios.

Los investigadores del proyecto sobre Los Resultados de lenguaje y alfabetización de niños en edad preescolar con lesión cerebral traumática (en inglés) entrevistaron a los padres de 39 niños con LCT en el momento de la primera visita de estudio de un estudio longitudinal. Los niños tenían entre 6 y 10 años de edad, y todos habían experimentado su LCT a lo menos un año antes de la entrevista. En promedio, los niños tenían 2.3 años de edad cuando experimentaron su LCT y todos habían experimentaron su lesión antes de comenzar el kínder. Durante las entrevistas, se les preguntó a los padres cuánto tiempo permanecieron en el hospital después de una lesión y si recibieron varios servicios, incluyendo la terapia ocupacional, física, o del habla; pruebas neuropsicológicas; servicios de un programa de intervención temprana para niños pequeños; o servicios preescolares de educación especial. Los investigadores también analizaron los registros médicos para obtener información sobre la gravedad de las lesiones.

Los investigadores encontraron que, aunque la mayoridad de los niños tenían lesiones leves, más de la mitad tenía lesiones lo suficientemente significativas como para que el daño al tejido cerebral o al cráneo apareciera en las pruebas de imagen. Solo alrededor de un cuarto de los niños recibió servicios de rehabilitación como fisioterapia o terapia del habla después de su LCT. Además, solo alrededor de un cuarto de los niños recibió alguna evaluación neuropsicológica después de su lesión. Ninguno de los niños recibió servicios de intervención temprana o preescolar de educación especial después de su LCT.

Cuando los investigadores analizaron quién era más probable que recibieran los servicios, descubrieron que los niños que habían permanecido en el hospital durante 5 días o más tenían casi seis veces más probabilidades que los niños con estancias hospitalarias más cortas de recibir servicios de rehabilitación. Sin embargo, los niños cuyas pruebas de imágenes mostraron evidencia de daño al tejido cerebral o del cráneo no tenían más probabilidades de recibir estos servicios que aquellos cuyos hallazgos de imágenes no encontraron tal evidencia.

Dado que la LCT leve puede tener efectos duraderos en el aprendizaje y comportamiento que pueden persistir en los años de escuela primaria y más allá, los autores notaron que los niños pequeños con LCT aún pueden beneficiarse de los servicios de rehabilitación o educación especial, incluso si sus lesiones son leves. Los profesionales médicos pueden querer educar a los padres acerca de los impactos a largo plazo de LCT durante las citas de seguimiento, y hacer referencias a los servicios apropiados disponibles para los niños jóvenes a lo menos para la evaluación y el seguimiento. Los educadores de la primera infancia también pueden desear obtener información sobre los impactos a largo plazo de la LCT infantil con el fin de monitorear a los niños y hacer recomendaciones de servicios apropiados.

Para Obtener Más Información

El Centro de Traducción de los Conocimientos de los Sistemas Modelo (MSKTC, por sus siglas en inglés) ofrece una amplia gama de información sobre la LCT incluyendo esta hoja informativa sobre El Retorno a la Escuela Después de una Lesión Cerebral Traumática https://msktc.org/lib/docs/Factsheets/Spanish_Factsheets/TBI-ReturntoSchool_Sp.pdf.

El Centro sobre la Investigación y Capacitación sobre la Lesión Cerebral (CBIRT, por sus siglas en inglés) realiza investigaciones y capacitación sobre la LCT para los padres, educadores, y terapeutas. Explore sus recursos para Regresar a la Escuela https://cbirt.org/back-school (en inglés).

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio

Haarbauer-Krupa, J., Lundine, J.P., DePompei, R., & King, T.Z. (2018) Servicios de rehabilitación y escolares después de una lesión cerebral traumática en niños pequeños (en inglés). NeuroRehabilitación, 42, 259-267. Este artículo está disponible en la colección de NARIC bajo el Número de Acceso J78729 y solo está disponible en inglés.

Español
Date published: 
2018-09-12