Aviso:

Estamos realizando tareas de mantenimiento en nuestro servidor. Puede experimentar problemas de acceso temporal durante este tiempo.

Las Crisis de Sillas de Ruedas Pueden Estar Relacionadas con Consecuencias para la Salud de las Personas con Lesiones en la Médula Espinal

Un estudio financiado por el Instituto Nacional De Investigación sobre la Discapacidad, Vida Independiente, y Rehabilitación (NIDILRR, por sus siglas en inglés).

Una lesión de la médula espinal (LME) consiste de daño en cualquier parte de la médula espinal debido a un accidente u otro trauma, a menudo causando debilidad o parálisis. Muchas personas con LME usan sillas de ruedas para desplazarse. Junto con la movilidad, las sillas de ruedas ofrecen soporte físico para el tronco y extremidades de una persona. Una silla de ruedas que funciona correctamente puede ayudar a prevenir dolor, lesiones por presión (también llamadas escaras por presión), y otras complicaciones después de una LME. Sin embargo, si sus sillas de ruedas se rompen, las personas con LME pueden tener dificultades para desplazarse o preocuparse por sus necesidades de bienestar. Investigaciones previas han encontrado que hasta la mitad de usuarios de sillas de ruedas con LME sufren tales averías al menos una vez en un período de seis meses, con consecuencias potencialmente significativas, como quedar varados lejos de casa, perder citas importantes, o lesionarse. En un reciente estudio financiado por NIDILRR, los investigadores analizaron las conexiones entre las averías de sillas de ruedas y los problemas de salud para personas con LME. Querían averiguar si las personas que tuvieron un colapso reciente de su silla de ruedas tenían peor salud, peor dolor, o más hospitalizaciones que las personas que no habían tenido una falla reciente de la silla de ruedas.

Los investigadores del Centro Modelo sobre la Lesión de la Médula Espinal de la Universidad de Pittsburgh (en inglés) analizaron 610 respuestas a una encuesta de personas con LME matriculadas en una colección de datos longitudinales en nueve centros de los Sistemas Modelo sobre LME. Los participantes tenían más de 16 años de edad, tenían su LME durante al menos un año, y todos usaban una silla de ruedas manual o motorizada durante al menos 40 horas a la semana.

En la encuesta, se les preguntó a los participantes si habían experimentado la avería de su silla de ruedas al menos una vez durante los últimos seis meses. Si lo habían experimentado, se les preguntó si el colapso de la silla de ruedas había causado una “consecuencia inmediata”: cómo quedar varados, quedar lesionados, o perder una cita médica, trabajo, o escuela. También se les pidió a los participantes que calificaran su salud actual en general en una escala que va de excelente a pobre; indicaron cuánto dolor experimentaron durante el último mes en una escala de diez puntos; e indicaron si habían sido hospitalizados o no en los últimos 12 meses, así como si la hospitalización fue por una lesión por presión o por otra razón. También se preguntó a los participantes si tenían acceso a una silla de respaldo que trabajaba.

Los investigadores encontraron que 58% de los participantes sufrieron una falla de la silla de ruedas al menos una vez en los últimos 6 meses, y 18% de los participantes experimentó una consecuencia inmediata resultando de la avería de su silla de ruedas. La consecuencia más común  fue quedarse varado, seguido de perder una cita médica, faltar a la escuela o trabajo, y ser herido. En comparación con los participantes cuyas sillas de ruedas no se rompieron, los participantes que experimentaron un colapso con consecuencias inmediatas reportaron peor salud general, dolor más severo, y fueron más propensos a haber sido hospitalizados por lesiones por presión. Tener una silla de respaldo que funcionaba no redujo la probabilidad de una salud negativa después de uno de estos desgloses. Los participantes cuyas sillas de ruedas se rompieron sin consecuencias inmediatas no tuvieron más problemas de salud que los participantes cuyas sillas de ruedas no se rompieron.

Los autores notaron que para muchas personas con LME, las sillas de ruedas desempeñan una función importante no solo para la movilidad, sino también para optimizar la salud y el bienestar. Para los participantes en este estudio, las consecuencias inmediatas de un colapso de la silla de ruedas se asociaron con peores resultados de salud, incluso para aquellos participantes que tuvieron acceso a una silla de respaldo que funcionaba. Los autores también señalaron que la encuesta preguntó si los participantes habían experimentado un colapso, pero no entró en detalles sobre os tiempos de reparación o la usabilidad de una silla de ruedas después de la reparación. Es posible que las averías de las sillas de ruedas que resultaron en desamparo, citas pérdidas, o lesiones hayan sido más graves que las que no tienen consecuencias inmediatas. Ambos usuarios de silla de ruedas con LME y proveedores de rehabilitación pueden beneficiarse de la capacitación sobre el mantenimiento de las sillas de ruedas y maneras de prevenir fallas. Además, los responsables de las políticas pueden desear priorizar los recursos que permiten que los usuarios de sillas de ruedas obtengan acceso a servicios de reparación oportunos.

Para Obtener Más Información

El Centro de Traducción de los Conocimientos de los Sistemas Modelo (MSKTC, por sus siglas en inglés) ha publicado una Guía de Mantenimiento para los Usuarios de Sillas de Ruedas Manuales y Eléctricas, desarrollada con los investigadores del Centro Modelo sobre LME de la Universidad de Pittsburgh. La guía discute la importancia de mantener una silla de ruedas para evitar averías, que pueden lesionar a los usuarios y limitar la movilidad y participación social. Orienta a los usuarios sobre cuándo realizar el mantenimiento, que piezas y funciones deben inspeccionar, y los potenciales problemas que se deben buscar en las sillas de ruedas manuales y electrónicas. Disponible en inglés y español en https://msktc.org/sci/factsheets/maintenance-guide-users-manual-and-power-wheelchairs (el idioma se puede elegir en el lado izquierdo de la página bajo la foto de un usuario de silla de ruedas).

AbleData, la base de datos más grande de productos y fabricantes de tecnología de asistencia, ofrece una gama de hojas informativas y guías en inglés incluyendo la Guía de Movilidad con Ruedas – Sillas de Ruedas Manuales, Sillas Eléctricas, y Scooters: https://abledata.acl.gov/publications/guide-wheeled-mobility-manual-wheelchairs-power-chairs-and-mobility-scooters (en inglés).

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio

Hogaboom, N.S., et al (2018) Las averías de sillas de ruedas están asociadas con dolor, lesiones por presión, re-hospitalizaciones, y autopercepción de la salud en usuarios de sillas de ruedas a tiempo completo con lesión de la médula espinal (en inglés). Archivos de Medicina Física y Rehabilitación, 2018. Este artículo también está disponible de la colección de NARIC y sólo está disponible en inglés.

Español
Date published: 
2018-08-29