Las Personas con Discapacidades Pueden Ofrecer un Grupo no Explorado de Voluntarios Para las Organizaciones

Un estudio financiado por el Instituto Nacional de Investigación sobre la Discapacidad, Vida Independiente, y Rehabilitación (NIDILRR, por sus siglas en inglés).

El voluntariado tiene muchos beneficios para las personas: Según investigaciones anteriores, las personas que realizan voluntariado experimentan una mayor autoestima, son más felices, y desarrollan redes sociales más fuertes que las personas que no son voluntarias. El voluntariado también puede ser un camino hacia el empleo futuro. Las actividades de voluntariado pueden ser formales, como un servicio estructurado proporcionado a una organización, o informales, como ayudar a los amigos o vecinos. Las personas con discapacidades pueden encontrar barreras físicas o programáticas para participar en actividades de voluntariado, particularmente en voluntariado formal. Estas barreras pueden incluir problemas de transportación, espacios inaccesibles donde ocurre la actividad de voluntariado, o falta de adaptaciones. En un reciente estudio financiado por NIDILRR, un investigador analizó los datos sobre los patrones de voluntariado de adultos estadounidenses de edad laboral tanto con y sin discapacidades. El investigador quería averiguar si los adultos de edad laboral con diferentes tipos de discapacidades eran menos propensos de ofrecer sus servicios de forma oficial o informal que sus compañeros sin discapacidades. El investigador también analizó los datos de personas voluntarias para determinar si hay diferencias entre los voluntarios con y sin discapacidades en cuanto al tiempo que dedican al voluntariado o en sus razones para ser voluntario.

The researcher analyzed data from 145,979 working-age adults (ages 18-64) throughout the United States. The data were taken from the Volunteer Supplement of the Current Population Survey (CPS), a national survey collected between 2009 and 2015. The CPS includes a question about whether or not the respondent has a sensory disability (trouble hearing or seeing), a cognitive disability (trouble remembering, concentrating, or making decisions), a physical disability (trouble walking or climbing stairs), or more than one of these (multiple disabilities). The Volunteer Supplement to the CPS is an additional questionnaire asking about volunteer activities. The individuals were asked whether or not they had volunteered for an organization at all in the past year (formal volunteering) or worked with others in their neighborhood to help with something (informal volunteering). Those individuals who said that they had formally volunteered for an organization were asked how many hours per week, and how many weeks during the year, they had volunteered. The individuals were also asked how they started volunteering for the organization: whether they approached the organization themselves, were asked by the organization to volunteer, had a prior relationship with the organization, were required to volunteer, or volunteered for other reasons.

El investigador analizó los datos de 145,979 adultos de edad laboral (entre 18 y 64 años de edad) en todo Estados Unidos. Los datos fueron tomados del Suplemento de Voluntarios de la Encuesta de la Población Actual (CPS, por sus siglas en inglés), una encuesta nacional recopilada entre 2009 y 2015. La CPS incluye una pregunta acerca de si el entrevistado tiene o no una discapacidad sensorial (problemas para oír a ver), una discapacidad cognitiva (dificultad para recordar, concentrarse, o tomar decisiones), una discapacidad física (dificultad de caminar o subir escaleras), o más de una de ellas (múltiples discapacidades). El Suplemento de Voluntarios a la CPS es un cuestionario adicional que pregunta acerca de las actividades de voluntariado. Se les preguntó si se habían o no ofrecido servicios de voluntariado a alguna organización en el último año (voluntariado formal) o si trabajaron con otras personas en su vecindario para ayudar con algo (voluntariado informal). Se les pregunto a aquellas personas que dijeron que habían sido voluntarios formales para una organización cuántas horas por semana y cuántas semanas durante el año se habían ofrecido como voluntarias. También se les pregunto a las personas cómo comenzaron a ofrecerse como voluntarios para la organización, y si podrían decir que se acercaron a la organización ellos mismos, la organización les pidió que se ofrecieran como voluntarios, tuvieron una relación con la organización, tenían requisitos para ofrecerse como voluntarios, o se ofrecieron por otros motivos.

Among the individuals who did report formal volunteering, the individuals with and without disabilities as a group spent an average of between 2 and 3 hours per week over the year. When the researchers further analyze the results, they found that Individuals with disabilities reported volunteering slightly more hours per week than individuals without disabilities. Hours ranged from about 2.4 hours for individuals with cognitive disabilities to more than 3 hours for those with multiple disabilities, compared to 2.3 hours for those without disabilities. Individuals with disabilities spent about the same amount of weeks per year volunteering as individuals without disabilities, spending about 20 weeks engaging in formal volunteering with the exception of individuals with multiple disabilities: These individuals volunteered an average of about 24 weeks per year.

El investigador descubrió que aproximadamente 27% de las personas sin discapacidades informaron voluntariado formal. En comparación, 24% de las personas con discapacidades sensoriales, 17% de las personas con discapacidades cognitivas o físicas, y 14% de las personas con múltiples discapacidades informaron voluntariado formal. Las tasas de voluntariado informal fueron iguales para las personas con y sin discapacidades, con alrededor de 8% de las personas en cada grupo informando haber participado en el voluntariado informal.

En términos generales, tener una discapacidad aumenta la probabilidad de que una persona sea abordada por a una organización para ofrecerse voluntariamente o se inscriba por su cuenta, pero no era el medio más probable para involucrarse realmente. En comparación con los voluntarios formales sin discapacidades, los voluntarios formales con discapacidades sensoriales y físicas tenían más probabilidades de ser voluntarios porque se les preguntó, y son menos probables de que se acerquen a la organización ellos mismos. Los voluntarios formales con múltiples discapacidades tienen más probabilidades de haber tenido una relación anterior con una organización que aquellos sin discapacidades y tenían más probabilidades de involucrarse al acercarse a la organización ellos mismos. Además, los voluntarios formales con discapacidades cognitivas eran más propensos a ser voluntarios porque eran requeridos o por otras razones.

El autor señaló que en este estudio, menos personas con discapacidades sensoriales, cognitivas, físicas, y múltiples participaron en el voluntariado formal, pero no en el voluntariado informal, que las personas sin discapacidades. El voluntariado formal puede presentar más barreras para las personas con discapacidades que el voluntariado informal. Algunas de estas barreras pueden ser las mismas barreras enfrentadas por las personas con discapacidades en obtener empleo, como desafíos de transportación, tareas de trabajo o sitios laborales inaccesibles, o una falta de adaptaciones razonables. Además, las personas con discapacidades pueden no tener los recursos, cono los ingresos o la educación, que los equiparían mejor para convertirse en voluntarios. Sin embargo, aquellas personas con discapacidades que se ofrecieron como voluntarios aportaron aproximadamente la misma cantidad de tiempo a una organización que los voluntarios sin discapacidades. Las organizaciones orientadas a los servicios pueden querer aumentar su alcance a las personas con discapacidades como posibles voluntarios, y trabajar para reducir las barreras y mejorar el acceso a las oportunidades de voluntariado.

Para Obtener Más Información

La Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés) puede aplicar a agencias y organizaciones que involucran voluntarios. Los centros regionales de la Red Nacional sobre la ADA pueden ayudar a estas organizaciones a dar la bienvenida a voluntarios con discapacidades, incluyendo preguntas sobre los derechos y responsabilidades y proporcionar información sobre las adaptaciones y acceso físico y al programa. Encuentre el centro regional más cercano en http://www.adata.org (en inglés).

La Corporación para el Servicio Nacional y Comunitario, una agencia federal que atrae a millones de estadounidenses en el servicio a través de programas como AmeriCorps y “Senior Corps”, ofrece cursos en línea, consejos, artículos, y otros recursos para alentar la inclusión de voluntarios con discapacidades en programas de servicio. https://www.nationalservice.gov/resources/disability-inclusion (en inglés).

La Fundación Onestar ofrece una guía para las organizaciones para ayudarles a planificar programas de voluntariado inclusivos http://onestarfoundation.org/wp-content/uploads/2012/06/how-to-inclusive-on-days-of-service.pdf (en inglés).

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio

Shandra, C.L. (2017). Discapacidad y participación social: El caso de voluntariado formal e informal (en inglés). Investigación de Ciencia Social, 68, 195-213. Este artículo está disponible de la Colección de NARIC bajo el Número de Acceso J78665 y solo está disponible en inglés.

Español
Date published: 
2018-07-11