Aviso:

Estamos realizando tareas de mantenimiento en nuestro servidor. Puede experimentar problemas de acceso temporal durante este tiempo.

NIDRR Research Spotlight, Volumen 1, Número 4

Ayudando a los niños con lesión cerebral traumática (LCT) y sus padres vivir felizes para siempre (al menos por un tiempo)

Los niños pueden ser difíciles, sobre todo durante el periodo cuando los niños en edad preescolar encuentran sus voces y empiezan a probar los límites. Para los padres de niños con lesión cereral traumática (LCT), este periodo puede ser aún más difícil. Trabajar con un terapeuta puede ayudar, pero alguna familias viven demasiado lejos de la clínica u oficina más cercana para tomar ventaja de estos programas. Un nuevo programa en línea está llenando este vacío al enseñar de los padres a desarrollar habilidades de crianza positiva y ayudarles a reducir los problemas de conducta en sus hijos.

LCT puede afectar la función cognitiva, el desarrollo de habilidades sociales, y otras áreas importantes que aún están en desarrollo en los niños de edad preescolar. Además de los déficits cognitivos, estos niños pueden desarrollar problemas sociales y de comportamiento más allá de las del niño promedio. Las intervenciones que fomentan interacción positiva entre el padre y el niño pueden ayudar a reducir los problemas de conducta. Este enfoque, generalmente identificado como la terapia de interacción entre padre e hijo (TIPH), es uno de los enfoques bien estudiados para tratar con los problemas de conducta de los niñosm centrándose en las habilidades de los padres (1). Ayuda a los padres a fomentar una relación cálida y sensible con sus hijos y los entrena a manejar comportamientos negativos es una forma efectiva.

TIPH normalmente se basa en gran medida de entrenamiento en vivo de un terapeuta entrenado. El reto para los investigadores del Hospital Infantil de Cincinnati, en un estudio financiado por NIDRR, fue la creación de un programa basado en Internet para ayudar a los padres a aprender y construir sobre estas habilidades, independientemente de lo lejos que viven de la clínica o la oficina más cercana. Ellos desarrollan un programa llamado I-InTERACT: Basado en Internet Interactuando Juntos, Todos los Díasm Recuperación Después de la LCT en la Infancia. I-InTERACT se compone de módulos de aprendizaje basados en la Web junto con videoconferencia para impartir sesiones de entrenamiento en vivo. Las sesiones de entrenamiento refuerzan lo que los padres aprenden en cda lección.

Las lecciones cubren aspectos de crianza positiva, como la alabanza y el mostrar entusiasmo, enfrentarse a la tensión, dar órdenes buenas, lidiar con la ira, y hacer frente a los problemas cognitivos. Cada lección incluye verdaderos padres hablando de sus experiencias en la crianza de un niño con lesión cerebral traumática. Las lecciones están diseñadas con texto, video, y actividades para apelar a diferentes estilos de aprendizaje.

Dr. Shari Wade, el principal investigador, dice que el programa ofrece a los padres una serie de habilidades que no necesariamente pueden aprender por su cuenta. "Los padres deben ver cómo su propio comportamiento afecta el comportamiento de sus hijos. Los padres se dan cuenta que dar elogios específicos y la reflexión sobre el buen comportamiento como 'me gustó mucho la forma en que me ayudaste a recoger los juguetes' conduce a menos conflictos, menos estrés, y mejora las relaciones con sus hijos."

Para los pardres que no pueden acezar a los servicios en la clínica, un programa como InTERACT, que puede ser completado en el hogar y en el ambiente más cómodo del niño, puede ser un método alternativo viable para establecer una relación familiar saludable. Los padres en el curso de estudio encontraron que los recursos, los instrumentos, y la información son útiles y fáciles de usar, especialmente la información sobre la lesión cerebral, el manejo de la ira, y el manejo del estrés. Se sentían cómodos y conectados a los consejeros, aunque nunca se conocieron cara a cara. Les gusto especialmente el entrenamiento en vivo a través de videoconferencias, que les dio una mejor idea de cómo aplicar los conocimientos adquiridos en cada lección.

Los resultados preliminares son alentadores: los investigadores observaron cambios significativos en las habilidades de los padres tan pronot como en la sesión 2 del programa I-InTERACT. Los padres aprendieron ràpidamente a usar el elogio y la reflexión en lugar de preguntas y órdenes, lo cual dio a cabo informes de mejora de las relaciones en general. El proyecto está en las etapas finaels de seguimiento. Dr. Wade tiene la esperanza de que sus resultados motiven a otras personas a probar este u otros programas similares y a construir una base de pruebas para TIPH para los niños con lesión cerebral traumática.

Los recursos de este proyecto, junto con el programa de capacitación inicial, estan disponibles en línea en http://wadeprograms.org/i-interact/. Los investigadores, médicos, padres, y otras personas interesadas en el programa deben contactar los administradores del proyecto a través del sitio Web. Los desarrollos del programa y los resultados preliminarios se discuten en el artículo.

Wade, S.L., Oberjohn, K., Burkhardt, A., & Greenberg, I. (2009). Viabilidad y eficacia preliminar de una red basada en el programa de habilidades de crianza para niños con lesión cerebral traumática. Diario de la Rehabilitación de Trauma de la Cabeza, 24(4), 239-2470. Este artículo es disponible a través del servicio de entrega de NARIC.