Aviso:

Estamos realizando tareas de mantenimiento en nuestro servidor. Puede experimentar problemas de acceso temporal durante este tiempo.

Enfoque de Investigación: Un Resumen Semanal de Nuevas Investigaciones de la Comunidad de NIDILRR

La Animación Puede Ayudar a los Niños con Trastornos del Espectro Autista a Aprender a Usar Dispositivos de Comunicación Basados en Símbolos

Un estudio financiado por el Instituto Nacional de Investigación sobre la Discapacidad, Vida Independiente, y Rehabilitación (NIDILRR, por sus siglas en inglés).

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, hasta 1 de cada 59 niños de los EEUU tiene un trastorno del espectro autista (TEA). TEA es una discapacidad de desarrollo que afecta como las personas se comunican y procesan la información. Alrededor del 30% de las personas con TEA tienen poco o nada de lenguaje funcional. Estas personas pueden beneficiarse del uso de sistemas de comunicación aumentativa y alternativa (CAA) para expresarse. Los sistemas CAA pueden ir desde tarjetas o tableros con símbolos o imágenes hasta dispositivos electrónicos que generan voz. Una persona que utiliza CAA puede comunicarse señalando los símbolos gráficos que representan palabras. Para usar estos símbolos gráficos, los niños deben aprender el significado de estos símbolos gráficos. Para los símbolos que representan verbos como “caminar”, “sentar”, o “cerrar”, los símbolos gráficos animados pueden ser más fáciles de aprender que símbolos estáticos porque el símbolo animado representa la acción directamente. Investigaciones anteriores han demostrado que muchos niños con TEA pueden tener una preferencia para las imágenes en movimiento sobre las fotografías y los gráficos. En un reciente estudio financiado por NIDILRR, los investigadores compararon las habilidades de niños con TEA para reconocer símbolos gráficos animados frente a estáticos que representan verbos de acción. Querían averiguar si los niños podían reconocer los símbolos animados con mayor precisión que los símbolos estáticos.
 
Los investigadores del proyecto para estudiar si “¿Las Animaciones Facilitan la Comprensión de Símbolos en Niños con Autismo?” (en inglés) matricularon a 27 niños con TEA en un estudio. Los niños tenían entre 3 y 7 años de edad y hablaban menos de 50 palabras verbalmente. Los niños se dividieron aleatoriamente en dos grupos: Un grupo de “símbolo animado” y un grupo de “símbolo estático”.
 
Durante el estudio, cada niño fue invitado a jugar un “juego de adivinanzas” en una computadora. Los niños escucharon que la computadora decía “señale [nombre del verbo]” y luego adivinaron cuál de los cuatro símbolos gráficos representaba el verbo. Los niños tuvieron que señalar el símbolo correcto en 30 segundos. El estudio comenzó con una fase de capacitación donde los niños practicaron con dos verbos, “escalar” y “abrazar”. Para esta fase de capacitación, el juego reconocería o corregiría las elecciones. Los niños también recibieron comentarios hablados del preparador y pudieron practicar hasta que indicaron que entendieron el juego. Luego, durante la parte principal del estudio, se les pidió a los niños que señalaran el símbolo gráfico que representa 24 verbos de acción diferentes (soplar, rebotar, cerrar, cubrir, cortar, bailar, soltar, comer, caer, dar, saltar, patear, acostar, levantar, halar, empujar, andar, correr, cantar, tomar, tirar, dar la vuelta, caminar, y saludar). Estos incluyeron verbos “transitivos” como rebotar, transportar, y comer, así como verbos “intransitivos” como caer, saltar, y correr.
 
Los niños en ambos grupos jugaron el mismo juego y todos escucharon los mismos verbos en el mismo orden. A los niños en el grupo del “símbolo animado” se les presentaron imágenes en movimiento que representaban directamente la acción del objetivo, como un niño arrojando un fajo de papel para el verbo tirar. A los niños en el grupo de “símbolo estático” se les mostro un solo cuadro de cada acción involucrada pero no mostraba explícitamente ningún movimiento de esa acción. Durante la prueba, la computadora registró las opciones correctas e incorrectas, pero no reconoció o corrigió las respuestas. Si el niño no eligió una respuesta dentro de los 30 segundos, la computadora registró una respuesta incorrecta y paso a la siguiente palabra.
 
Los investigadores compararon el promedio porcentaje de verbos que los niños identificaron correctamente entre los grupos de símbolos estáticos y animados. Los investigadores también calificaron el rendimiento de los símbolos individuales con base en el porcentaje de los niños que seleccionaron los verbos correctos asociados con estos símbolos. Los símbolos se calificaron cómo excepcionales (85% o más), efectivos (75% o más), adecuados (50% o más), o inadecuados (menos del 50%).
 
En promedio, los investigadores encontraron que los niños en el grupo de símbolos animados identificaron el 80% de los verbos correctamente, mientras que los niños en el grupo de símbolos estáticos identificaron el 59% de los verbos correctamente. Los 24 símbolos animados funcionaron adecuadamente o mejor. De esos, nueve símbolos se realizaron excepcionalmente, nueve símbolos se realizaron con eficacia; y los restantes seis símbolos se desempeñaron adecuadamente.
 
En contraste, 20 de los 24 símbolos estáticos se desempeñaron de manera adecuada o mejor. El único símbolo estático que se realizó excepcionalmente fue comer. De esos 20 símbolos estáticos, un símbolo funcionó excepcionalmente; dos símbolos se realizaron de manera efectiva; y 17 símbolos se realizaron adecuadamente. Los cuatro símbolos estáticos se realizaron de manera inadecuada, lo que significa que menos de la mitad de los niños pudieron identificar el verbo asociado. Las diferencias más grandes en la precisión de la identificación entre los símbolos animados y estáticos se observaron en versiones de los símbolos para verbos intransitivos que no requieren ningún objeto directo, como caer, saltar, y correr. Para este tipo de verbos, los niños identificaron los verbos con mayor precisión utilizando los símbolos animados.
 
Los autores notaron que los niños con TEA pueden tener dificultad en aprender a reconocer los símbolos gráficos estáticos que representan verbos de acción. En símbolos gráficos estáticos, el movimiento está implícito y puede ser muy abstracto para que estos niños lo entiendan sin instrucción específica. Los símbolos animados, en contraste, muestran el movimiento explícitamente y también pueden atraer mejor la atención de los niños con TEA. Los médicos que enseñan a los niños con TEA mínimamente verbales a usar sistemas de CAA pueden desear incorporar los símbolos gráficos animados en CAA. Los autores también notaron que si los símbolos animados no están disponibles, las fotografías pueden ser más fáciles de reconocer para los niños con TEA que los símbolos gráficos estáticos, ya que son más realistas y detallados. Las investigaciones futuras pueden ser útiles para probar la viabilidad de otras maneras de representar los verbos de acción en CAA, como mediante el uso de vídeos o conjuntos de símbolos gráficos alternativos.

Para Obtener Más Información

Los libros digitales con texto dinámico han demostrado ser prometedores para ayudar a los niños con TEA a aprender palabras comunes, un paso clave en la alfabetización. Obtenga más información en este artículo de Enfoque De Investigación.
 
La base de datos de AbleData de tecnologías de asistencia enumera cientos de productos de comunicación aumentativa y alternativa (en inglés) y más de 75 productos para apoyar la alfabetización (en inglés).

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio

Schlosser, R.W., Brock, K.L., Koul, R., Shane, H., y Flynn, S. ¿La animación facilita la comprensión de símbolos gráficos que representan verbos en niños con trastorno del espectro autista? (En inglés). Revista de Investigación del Habla, Lenguaje, y Audición, 2019. Este artículo está disponible en la colección de NARIC con el Número de Acceso J800960 y solo está disponible en inglés.

Fecha de publicación:
2019-09-25