Aviso:

Estamos realizando tareas de mantenimiento en nuestro servidor. Puede experimentar problemas de acceso temporal durante este tiempo.

Enfoque de Investigación: Un Resumen Semanal de Nuevas Investigaciones de la Comunidad de NIDILRR

La Recuperación e Independencia Son Comunes Después de una LCT Grave

Un estudio financiado por el Instituto Nacional De Investigación sobre la Discapacidad, Vida Independiente, y Rehabilitación (NIDILRR, por sus siglas en inglés).

Una lesión cerebral traumática (LCT) es una disrupción de la función normal del cerebro causado por una fuerza externa, como una caída o un accidente automovilístico. Muchas personas con LCT pasan algún tiempo en un hospital y luego hacen la transición a un centro de rehabilitación para las terapias. Las personas con una LCT grave pueden experimentar trastornos de la conciencia, como una coma o un estado mínimamente consciente o vegetativo, cuando no pueden seguir órdenes simples como “aprieta mi mano.” El estado de conciencia mínima y el estado vegetativo pueden ser breves (durando algunas horas o días) o extendidos (con una duración de un mes o indefinidamente). Es posible que estas personas pueden ser incapaz de seguir las ordenes mientras que están en el hospital o incluso después de trasladarse a un centro de rehabilitación. Se ha asumido comúnmente que las personas con un trastorno de conciencia después de una LCT podrían no tener una recuperación significativa. Sin embargo, investigaciones más recientes han encontrado que muchas personas con una LCT grave pueden ser capaces de recuperar la conciencia, así como gran parte de su independencia. En un reciente estudio financiado por NIDILRR, los investigadores analizaron los datos que de un seguimiento a un grupo de persona con LCT grave que aún no podían seguir las órdenes cuando se mudaron del hospital a un centro de rehabilitación. Los investigadores querían averiguar cuánto se recuperaron estas personas en su movilidad, cuidado personal, y habilidades cognitivas durante la primera década después de sus lesiones.

Los investigadores en los Centros del Sistema Modelo de LCT en Indiana, Massachusetts, Pensilvania, y Texas (en inglés) examinaron los datos de la Base de Datos Nacional de TBIMS. Los investigadores analizaron los datos de 110 personas de 16 años de edad o más que habían recibido rehabilitación hospitalaria para una LCT, y que no eran capaces de seguir las órdenes cuando ingresaron en la rehabilitación. Los investigadores observaron los registros del hospital para averiguar cuándo cada persona recuperó la capacidad de seguir las órdenes. Estas personas (o proveedores de atención) fueron entrevistadas por teléfono a los 1, 2, 5, y 10 años después de la lesión. Durante cada entrevista, se les preguntó cuanta ayuda la persona necesitaba para realizar 18 actividades, en una escala de 1 (dependencia total de otra persona) a 7 (de forma totalmente independiente). Las actividades incluían tareas de atención personal como bañarse, comer, y vestirse; tareas relacionadas con la movilidad como caminar y subir escaleras; y tareas cognitivas relativas a la memoria y la comprensión.

Los investigadores encontraron que aproximadamente 16% de las personas recuperaron la capacidad de seguir órdenes en los primeros 28 días después de la lesión. Otro 54% recuperó la capacidad de seguir órdenes más después de 28 días después de la lesión, pero mientras estaban en el centro de rehabilitación. El 30% restante de las personas con LCT recuperó la capacidad de seguir las órdenes después de abandonar la rehabilitación o nunca recuperó esta capacidad durante el período del estudio.

Cuando los investigadores analizaron la independencia informada durante el período de diez años, encontraron que muchas de estas personas recuperaron una gran independencia. Al final del primer año, el 56% eran completamente independientes con el cuidado personal; 23% eran completamente independientes con la movilidad; y 16% eran completamente independientes con la cognición. Al final de los 10 años, esas cifras aumentaron a 72% para el cuidado personal independiente, 70% para la movilidad independiente, y 25% para la cognición independiente. Al observar el porcentaje de personas que dependían totalmente de otra persona al final de los 10 años, solo el 12% estaba totalmente dependiente para el cuidado personal, el 14% estaba totalmente  dependiente para la movilidad, y el 11% estaba totalmente dependiente para la cognición.

Los investigadores también encontraron que las personas que recuperaron “temprano” su capacidad de seguir las órdenes  (dentro de los primeros 28 días después de la lesión) en promedio, recuperaron su independencia mucho más rápido, que las personas que recuperaron “tarde” la capacidad de seguir las órdenes (más de 28 días después de la lesión) o no. La mayoría de las personas que recuperaron temprano la capacidad de seguir órdenes habían recuperado su independencia total en la atención personal y movilidad, y alguna cognición independiente, al final del primer año. En comparación, solo alrededor de la mitad de las personas que recuperaron la habilidad de seguir órdenes tardíamente recuperaron la independencia total en la atención personal al final de su primer año, y solo un 12% recuperó la independencia en la movilidad y cognición durante ese periodo. Sin embargo, este grupo vio mejoras adicionales en los años siguientes.

Los autores notaron que las personas con LCT grave pueden recuperar gran parte de su independencia, incluso si experimentan un trastorno de conciencia prolongado como un estado de conciencia mínima o vegetativo. Las personas con LCT grave pueden continuar progresando en su recuperación durante meses o años después de terminar la rehabilitación formal. Los proveedores que prestan servicios a personas con LCT grave pueden desear desarrollar planes continuos de seguimiento y atención que duren hasta la primera década después de la lesión.

Para Obtener Más Información

El Centro de Traducción de Conocimientos de los Sistemas Modelo (MSKTC, por sus siglas en inglés) (en inglés) ofrece una gran colección de recursos de información sobre la LCT y la recuperación, incluyendo una explicación de los trastornos de la conciencia.

BrainLine.org (en inglés) es un servicio de WETA, ofreciendo una colección extensiva de recursos para los sobrevivientes de LCT, proveedores de atención, y profesionales de la salud.

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio

Hammond, F., et al. (2018). Los trastornos de conciencia debidos a la lesión cerebral traumática: Estado funcional diez años después de la lesión (en inglés). Revista de Neurotrauma, 2018. Este artículo está disponible de la colección de NARIC bajo el número de acceso J79963 y solo está disponible en inglés.

Fecha de publicación:
2019-01-16
Descargar este artículo en formato PDF: